Pages

9/07/2010

Shine On




Este es probablemente uno de los mejores CD’s en vivo que he escuchado. Aunque todavía no he visto el DVD del concierto, el CD me hizo sentir más ese sentimiento de "estar ahí" que otros conciertos en vivo que he escuchado.


Una de las cosas que me llamó la atención fue que el público parece estar presente para de verdad escuchar la música, lo que contrasta mucho en otras grabaciones en vivo donde parece que la gente compró los boletos para pasar la mayor parte del tiempo gritando y chiflando. El público en Gdansk parece estar consiente de la maravillosa experiencia de la que forma parte, pero al momento de que tocan los músicos se escucha un silencio total. Lo que es asombroso para una multitud de unas 50,000 personas.


Este CD incluye unos de los clásicos más memorables de Pink Floyd, como los son Breathe (In The Air), Shine On You Crazy Diamond, Wish You Were Here y Comfortably Numb. Aunque también incluye canciones de la carrera solista de Gilmour, que aunque no son muy reconocidas como las de Pink Floyd, son igual de asombrosas.


Una cosa que siempre les falto a los CD's en vivo de Pink Floyd fue la inclusión de Echoes, por mucho la mejor canción de todo su repertorio. Un elemento único de esta grabación es la presencia del fallecido Richard Wright, lo cual hace esta una de las actuaciones finales del muchas veces olvidado pero increíble y talentoso tecladista, vocalista y lyricista de Pink Floyd.


Para ponerlo simple estas son unas de las razones por las que deben de comprar este CD:

-Echoes
-Gilmour = Dios
-Comfortably Numb
-Fat Old Sun
-Echoes (otra vez)


Uno pudiera pensar que el sonido de Gilmour pudiera escucharse diferente considerando el acompañamiento de la orquesta, lo cual es totalmente falso. Pareciera que no hubiera una orquesta presente, lo que hace que las canciones suenen igual que las originales. David Gilmour puede tocar la guitarra como nadie más, y su presentación en vivo es un vivo testamento de ello. Cualquier fan de Pink Floyd debe de tener este CD basados puramente en el hecho que Echos se encuentra presente. Además que es uno de los recuerdos finales que podemos tener de Wright.


En pocas palabras, la banda suena perfecta y es un gran setlist. Definitivamente un must-have.

No comments:

Post a Comment